Afincada en Barcelona, le gustan los viajes y compartir su experiencia con los demás.

No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Para los amantes del motor, que mejor opción que disfrutar de unas vacaciones en moto. Mientras vas conduciendo, sientes el aire que acaricia tu tez, puedes contemplar el paisaje majestuoso que te rodea y el rugido de los cilindros, es como una música de harmonía para que sigas rodando por la carretera. Para algunos dicen que es incomodo, pero para otros es un viaje inolvidable. Por eso, viajar en moto ya es una moda.

Vacaciones en moto
Vacaciones en moto

En Europa hay casi treinta millones de personas que realizan sus vacaciones en moto. Pero también tienen su filosofía y una forma de vida, con sus ritos y lenguajes, como por ejemplo el saludo a otros motoristas, se ayudan entre ellos, la cortesía, las reglas de etiqueta, etc,  se tienen que aprender. Este tipo de viaje es muy usual en Estados Unidos, debido a que es la patria de la mítica Harley Davison y conocida también por la famosa Ruta 66.

Pero ¿Qué pasa con el Viejo Continente? Cuál es la más popular en Europa?

Curvas de Stelvio
Curvas de Stelvio

Tenemos a la Toscana, Italia, que es una de las zonas más populares entre los motoristas. Sus caminos de montaña como Abetone o las Colinas de Chianti, Val d’Orcia y las Colinas cerca de Siena, el paisaje es deslumbrante y el mar, como los acantilados de la Costa del Romito, en el sur de la ciudad de Livorno, no se puede dejar escapar. Pero si prefieres rutas más montañosas y más altas, están los caminos de los Dolomitas en los Alpes entre Italia y Austria. Se encuentran el paso de Brennero o las curvas de Stelvio. Otro lugar para rodar es la Costa Brava, desde Francia hacia España, pasando por la costa litoral y admirar el mar hasta llegar a Barcelona, una de las ciudades europeas donde los motoristas les gustan visitar.

Pero si lo que buscas es otro tipo de vista panorámica, te recomendamos la Costa de Amalfi, en el Sur de Nápoles, donde los acantilados ofrecen unas vistas al mar azulado increíbles. O Sicilia, que se puede circunnavegar y demostrar la habilidad de ir en dos ruedas. Seguro que será una experiencia memorable. Otro recorrido clásico para ir en moto es el Volcán de Etna.

Costa Amalfi
Costa Amalfi

Siguiendo con otra mítica ruta tenemos las Cinque Terre, formadas por Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, que gracias a sus características geográficas, constituye uno de los grandes atractivos de la Riviera Liguria. Consta de una zona montañosa constituida por unos estratos o terrazas que deslizan hacia el mar por una fuerte pendiente. Pero si prefieres Francia, se puede hacer el trayecto de Annecy hasta el Mont Saint Michael en Normandía, no te defraudará. Sino está la bella Bretaña o la región de las tierras altas de Escocia.

Cinque Terre-Italia
Cinque Terre-Italia

Aunque si quieres experimentar algo nuevo, un entorno por descubrir, este es Matera. En el sur de Italia, este pueblo situado en un pequeño cañón que ha ido erosionando por una corriente de agua,  se caracteriza por su centro histórico por estar excavado en la roca. Son los “Sassi” di Matera y el conjunto de iglesias rupestres. Fue escenario de la película de Mel Gibson, La Pasión de Cristo.

Sassi di Matera
Sassi di Matera

Otro lugar más novedoso son los 1.600km que transcurren por Albania, Kosovo, Macedonia, Montenegro y Bosnia. Es un viaje de dos semanas, el cual el mejor periodo del año para realizarlo es junio, septiembre y octubre, ya que en verano es muy caluroso y lluvioso. Entre Albania y Kosovo, es muy agradable, la gente amable y buenos hoteles. Pero hay algunos caminos con difícil acceso. Bosnia y Montenegro, dicen que es el paraíso de los motoristas. Berat, una ciudad otomana y es de parada obligada. Conocida como la ciudad de las mil ventanas. Está fortificada, posee tres cascos antiguos, con muchas mezquitas e iglesias y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En Macedonia, asentada a orillas del lago con el mismo nombre, está la ciudad de Ohrid. Destaca por sus iglesias bizantinas y el monasterio de Sveti Naum.

Finalmente en la capital de Montenegro, Podgorica, se recomienda una parada en Dubrovnik. Una de las más bellas de Croacia y de todo el Adriático. Rodeada por murallas y fortificaciones, fue donde proliferaron grandes exponentes de la humanidad de las artes y las ciencias.

Dubrovnik

Y Mostar, la joya de Bosnia y más importante de Herzegovina. Se puede contemplar notables edificios de arquitectura de diferentes estilos, aunque su centro histórico, su puente, sus calles medievales y sus tiendas de artesanía propia es lo más visitado.

Esperamos que para este año, disfrutes de unas vacaciones muy distintas. Atrévete a viajar en moto. Seguro que hallarás nuevos parajes donde experimentarás tu lado más aventurero.


No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Comments

  1. Que articulo muy bonito! Para todos los motoristas y los apasionados de moto, aquí os presentamos un nuevo paraíso para vosotros y vuestra seguridad: dainesemalaga.com/blog/
    saludos y que tengáis un buen día amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.