Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico. Italiano de Milán, actualmente vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

¿Quieres salir de la rutina diaria y aventurarte en un viaje emocionante a través de pintorescos paisajes únicos e inolvidables?

En Suiza un único billete te permite viajar en casi cualquier lugar del país alpino. Con el Swiss Pass se puede descubrir el país, a través de la ruta panorámica de los Alpes suizos, a bordo de un tren panorámico o incluso desde la cubierta de un elegante barco de vapor. Se puede decir sin exageración que cualquier rincón, incluso el más  remoto de Suiza, está cubierto por la red de transporte Suiza, ya sea por ferrocarril, carretera o barco, formando una muy capilar red de transporte. Además los viajes son confortables y la red suiza de transporte público funciona como los engranajes de un reloj (suizo, por supuesto).

GoldenPass (Montreux – Zweisimme –Interlaken-Lucerna)

goldenpass suiza

La ruta panorámica de los Alpes suizos comienza a partir de Montreux, a sólo una hora en tren de Ginebra. Desde aquí sale la GoldenPass, el primer ferrocarrilpanorámico del mundo, un espectáculo maravilloso a través de 6 lagos, 6 cantones y 3 puertos de montaña para un viaje inolvidable. En el tramo entre Montreux y Zweisimmen el entorno por el que se desliza, tranquilo, el tren es el típico paisaje de montaña que te imaginas cuando piensas en suiza: montañas verdes con las cumbres blancas de nieve, pequeños pueblos con tejados de pizarra y muchas vacas pastando.  Pero el viaje del primer tren panorámico en el mundo no se acaba aquí. Con un cambio de puedes proseguir por el hermoso valle de Simmental hacia Interlaken. Aquí, esperando el último tren, se puede caminar entre los lagos de Thun y Briez y disfrutar del hermoso Jungrauch para luego continuar con el tren GoldenPass a través del puerto de Brunig hasta Lucerna, pequeña ciudad en el corazón de Suiza. Una vez en Lucerna tendrás la sensación de estar en otro mundo, después de un día rodeado de valles vírgenes e impresionantes paisajes con las personas que acuden a saludar a los pasajeros del tren con una autenticidad sorprendente y agradable.

Wilhelm telle express (Lucerna- Fluelen-Lugano)

Wilhelm telle express

Lucerna no sólo es la culminación de un impresionante tramo de ferrocarril, también es el comienzo de una nueva: el Wilhelm Tell Express. Comienza desde el lago de Lucerna, el lago de los cuatro cantones, en un elegante barco de vapor, navegando hacia el soleado cantón del Tesino, el cantón más sureño de Suiza. El trayecto pasa entre colinas y arroyos llenos de historia, siguiendo los pasos del héroe nacional de Suiza, Guillermo Tell. De hecho, el barco pasa por delante del césped del Gruetli donde en 1291 donde tuvo lugar el juramento que dio comienzo a la Confederación Suiza, o incluso delante de la pequeña capilla donde Guillermo Tell en 1388 huyó saltando de la barca del prefecto Gessler.

En dos horas y media se cruza el Lago de los cuatro cantones llegando a Flüelen desde donde puedes continuar en tren con la línea histórica de San Gotardo a través de Bellinzona y luego continuar hasta Lugano. El Wilhelm Tell Express te da la bienvenida con sillas giratorias panorámicas, que giran de 360 grados para permitir a los pasajeros apreciar mejor la pintoresca ruta y con monitores que ilustrarán la ingeniería especial de este ferrocarril.

Poco antes de Goeschenen, a mano izquierda, podrás ver la legendaria “roca del diablo” que, según la leyenda, fue lanzada por el diablo para destruir el puente construido por los Uri. A continuación, sigue Airolo, la estación de ferrocarril más alta de la red de ferrocarriles suizos, a 1.142 metros sobre el nivel del mar. Continuando con espectaculares túneles sinuosos hasta se llega a Giornico, en el Tesino. Desde el tren se pueden ver los castillos y las fortificaciones de Bellinzona (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) y luego continuar hasta Lugano (o, si prefieres, hasta Locarno), punto final del trayecto.

Lugano

lugano

La ciudad más grande de Tesino te dará la bienvenida con su clima templado y un cálido sol. El ambiente mediterráneo, el idioma (italiano) y la arquitectura de los edificios no son los típicos que te imaginas de Suiza, pues son más parecidos a una ciudad costera de Italia. Tu visita de Lugano puede comenzar con una de las joyas de la ciudad: la preciosa iglesia de Santa María de los Ángeles, la más antigua de la ciudad. Continuando por el centro histórico peatonal de Via Nassa y Via Pessina, con arcadas de estilo típicamente italiano, donde se encuentra la famosa charcutería Gabbani, con deliciosas salchichas colgadas y en la que, entre otras cosas, también se pueden degustar dulces, como la tradicional Tarta de Pan,  que se puede disfrutar mientras paseas en Plaza Cioccaro. Plaza Dante, lugar de encuentro para los más jóvenes, es el corazón de la ciudad y es una buena idea relajarse en una de sus terrazas. En la Plaza de la Independencia te encontrarás en frente de la impresionante obra de arte contemporánea del escultor polaco Igor Mitoraj, la cabeza de Eros con los ojos vendados; y antes de llegar al paseo a orillas del lago no hay que faltar un paseo por el parque público en la que se encuentra también una espléndida villa del siglo XIX.

Bernina Express (Lugano- Tirano – Coira)

Después de disfrutar del paisaje de Lugano la ruta panorámica de los Alpes suizos continua con el Bernina Express, el ferrocarril más alto de los Alpes que conecta el norte y el sur de manera espectacular, desde el paraíso mediterráneo de palmeras pinos marítimos de Lugano, hasta  el blanco resplandeciente de los glaciares brillantes de alta montaña.

bernina express

El pequeño tren rojo conecta las montañas con la alegría de vivir en el sur a través de 122 kilómetros, 55 túneles y 196 puentes. La ruta comienza con un autobús desde Lugano a Tirano, en Italia. Esta pequeña desviación en Italia recorre el lago  de Ceresio y el más famoso lago de Como, con sus pueblos con encanto, atravesando los viñedos de la Valtellina, región de enoturismo y montañosa al norte de Milán, para luego llegar a Tirano antes de continuar en tren. El Bernina Express te permite cruzar los Alpes en un patrimonio de la humanidad a través de viaductos impresionantes, magníficos lagos  y los 2.253 metros de altura del puerto de montaña del Bernina,  que es el punto más alto del Ferrocarril Suizo. Después de llegar a ” la cumbre ” y luego descender a través del hermoso valle de Engadina, en el cantón de los Grisones, con  escarpadas paredes de roca, se llega a Coira, en región con la mayor densidad de castillos y fortalezas en Europa.

Coira

coira

Coira es la ciudad más antigua de Suiza: ya 11.000 años antes de Cristo cazadores prehistóricos pasaban por Coira, en  la Suiza Central, como demostrado por los hallazgos arqueológicos en esta ciudad. Con su gran oferta cultural, como la catedral 800 años, Coira es la culminación perfecta de la ruta panorámica de los Alpes suizos en ferrocarril.

A pesar de la ubicación en el medio de las altas montañas de los Alpes, la principal ciudad del cantón de los Grisones es una de las zonas de Suiza con el clima más cálido, gracias al Fohn, el viento cálido y seco que sopla por esta zona muy a menudo. Caminando podrá apreciar los espacios verdes, que ocupan la mitad del área de la ciudad, y además te impresionará el encanto del casco antiguo de Coira, con edificios históricos, incluyendo las casas medievales de los gremios, el castillo del obispo, majestuoso e imponente, la catedral de Santa María Himmelfahrt, la plaza de San Martín, donde se encuentra la iglesia del mismo nombre y el agujero del oso (justo detrás de Piazza Arcas), un lugar con encanto en un patio interior.

Sus numerosos hoteles y restaurantes (hay más de 130), testifican la pasión por la comida de los habitantes de Coira, la ciudad suiza con la mayor concentración de locales. Podrás degustar las muchas delicias culinarias: desde los típicos Beinwurst y Maluns, hasta los Capuns sin olvidar los sabrosos Pizokels y terminando con el Röteli, el licor hecho de las características de las cerezas negras de este cantón.

Glacier Express (Saint Moritz- Coira – Zermatt)

glacier express

La ruta panorámica de los Alpes suizos continúa con el Glacier Express, el tren panorámico  que cruza Suiza de oeste a este en 8 horas. Sus vagones panorámicos de cristal permiten admirar una vista única a través de paisajes vírgenes, hermosos  y famosos valles. Esta ruta comienza en Saint Moritz, probablemente la localidad de esquí más famosa del mundo, y termina en Zermatt, a 1600 metros de altura, a los pies del Matterhorn, la montaña más fotografiada del mundo.

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.