qué ver en ginebra
Claudia

Periodista hasta la médula, comunicadora y viajera. Me encanta todo lo relacionado con el marketing digital y cómo viajan las palabras a través del canal online.

No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Elegante y cosmopolita, Ginebra es una ciudad de extraña belleza: es imprescindible tener claro que es una de las ciudades más caras de Europa, que sus habitantes hablan todas las lenguas del contexto europeo, y que desde siempre ha sido percibida como la capital de Suiza, cuando no lo es. Perfectamente amoldada a las orillas del lago alpino más grande de Europa, el Lago de Ginebra, ésta es la tercera ciudad más importante de Suiza.

Si vas a viajar a Ginebra, debes saber que es una ciudad donde encontrarás a personas de todo el mundo: son más de 200 las organizaciones internacionales gubernamentales y no gubernamentales que han instalado aquí su sede.

Por ello, los hoteles en Ginebra suelen estar a rebosar, con lo que su actividad económica se ve beneficiada en la multitud de bancos, joyerías y tiendas de chocolate suizo. ¡Incluso también de sus famosos relojes!

Pero, ¿quieres saber dónde se encuentra el bullicio urbano? Lo que debes tener por seguro es que no lo encontrarás ni paseando cerca del Lago de Ginebra ni en su escenográfica fuente, incluso ni en su famoso centro histórico peatonal.

Para encontrar la verdadera alma, te aconsejamos que te adentres en barrios como Pâquis o caminar a lo largo del puerto industrial del Ródano para disfrutar de sus bares.
¿Quieres saber qué ver en Ginebra a tu paso por la ciudad suiza?

Lago de Ginebra

lago de ginebra

A caballo entre la frontera franco-suiza, al norte de la ciudad, se encuentra el Lago de Ginebra, conocido también como el Lago Lemano, con una superficie de 580 km2 alimentada del río Ródano.

Suele ser un destino muy escogido por los turistas en vacaciones durante años, sobre todo por personajes famosos como Audrey Hepburn, Charlie Chaplin o Sophia Loren. Algunos de ellos han quedado maravillados de la belleza de este lugar hasta tal punto de fijarlo como lugar de residencia, como es el caso de Hepburn o Chaplin.

Si estás buscando un lugar donde pasar tus vacaciones lejos de la gran ciudad, aquí podrás encontrar muchos atractivos para pasar unos días inolvidables. Si te gusta el vino, podrás visitar los viñedos y las bodegas de Losanna cerca del lago.

Por otra parte, si queréis hacer una excursión un poco más relajante, también podrás probar con Yverdon-les-Bains (a pocos km de Losanna), repleto de playas y baños termales.

Jet d’Eau

jet d'eau

Si tienes previsto llegar a Ginebra con avión, ya desde el aterrizaje notarás un signo particular de la ciudad: la fuente Jet d’Eau. Cuenta con una estructura de 140m de altura y dispara agua con una fuerza increíble (200 km a la hora con 1.360 caballos de potencia). Con todo ello, se consigue crear un altísimo juego de agua.
Son más de 7 las toneladas de agua que salen disparadas de esta fuente, y que incluso suelen mojar a los visitantes. En 2 o 3 ocasiones al año, se ilumina de color rosa, azul o de otro color para avisar de un evento humanitario que está apoyando la ciudad.

Musée International de la Réforme

musee international de la reforme

Este moderno museo en un edificio del siglo XVIII se considera un homenaje a la Reforma. Podrás encontrar exposiciones audiovisuales que dan vida a la historia de la ciudad de Ginebra en los tiempos de la “Roma protestante” del siglo XVI, y desde Giovanni Calvino hasta el protestantismo en el siglo XXI.

Con el billete, podrás también acceder a la Catedral St. Pierre y al Sitio Arqueológico de la Catedral de St.Pierre.

Mur de la Réformation

mur de la reformation

Este muro de 91 metros conmemora la Reforma, con estatuas de Guillaume Farel, Giovanni Calvino, Théodore de Bèze y John Knox, los principales líderes de la Reforma de Ginebra. Te sugerimos visitar la escultura de Oliver Cromwell, rodeada de peregrinos en la Mayflower. El lema de la Reforma está escrito en toda la pared.

Cathédrale St-Pierre

cathedrale st pierre

Su construcción comenzó en el siglo XI y la Catedral de Ginebra tiene características prevalentemente góticas con una fachada neoclásica del siglo XVIII. Entre el 1536 y 1564, el protestante Giovanni Calvino predicó aquí.

En el interior de la Catedral, encontrarás 77 escaleras en espiral que llevan al techo. Una vez los acabes, encontrarás otras 40 escaleras que te llevarán a las torres panorámicas norte y sur.

Jardin Anglais

Cuando te canses del ajetreo de la ciudad, podrás descansar en lugares como el Jardín Inglés, a pocas calles del centro histórico. Este pequeño parque es el lugar perfecto para escapar del bullicio del centro de Ginebra, y las vistas del lago de Ginebra son espectaculares (por no hablar de las vistas Jet d’Eau y sin la multitud de costumbre en las orillas de los pueblos del lago).

Sin embargo, la razón principal para hacer una parada en el jardín es para ver el Reloj de Flores (Reloj floral), que mide casi 5 metros de diámetro y rinde homenaje a los barcos más bellos en Ginebra. El reloj floral se compone de más de 6.000 diferentes tipos de flores, y su diseño cambia cada año.

El Jardín Inglés está abierto todos los días, y la entrada es libre. Si quieres evitar las multitudes, te sugerimos que lo visites a primera hora de la mañana o por la tarde.

Palacio de las Naciones

jardin anglais

Situado en un grande terreno cerca del Museo Internacional de la Cruz Roja, el Palacio de las Naciones fue construido a finales de 1920 como sede de la Liga ya desaparecida de las Naciones. Hoy en día, este enorme complejo (uno de las mayores de Europa) es la sede europea de las Naciones Unidas, y es el mayor centro en el mundo para la diplomacia multicultural.

Para visitarlo, es obligatorio reservar una visita guiada, donde podrás ver muchos puntos de interés, como el Salón de la Asamblea (donde se recoge la Asamblea General de las Naciones Unidas) y la Cámara del Consejo, que aloja la Conferencia de Desarme. Las visitas se programan entre las 10h y las 16h de lunes a viernes durante los meses de invierno y siete días a la semana en verano.

Tenga en cuenta que debido a la importancia de los edificios, la seguridad es rigurosa, especialmente en los últimos meses. Tendrá que mostrar una identificación antes de hacer el acceso al palacio.

Patek Philippe Museo

Patek Philippe Museo

Este elegante museo es uno de los más famosos de relojes de lujo en Suiza. El museo Patek Philippe contiene todos los modelos de relojes de este famoso relojero, junto con muchos modelos desde el siglo XVI hasta la actualidad. ¡Totalmente recomendable!

¿Qué te han parecido estos consejos sobre qué ver en Ginebra? ¿Añadirías más lugares? ¿Te has animado a hacer una escadapa? ¿Si? Pues echa un vistazo a esta selección de hoteles baratos en Ginebra!


No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.