Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico. Italiano de Milán, actualmente vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Praga Puente Carlos
Puente Carlos

 

Tan solo llegar a Praga te das cuenta de que es una de las ciudades europeas que uno no debe perderse. Ciudad medieval, bohemia, renacentista, barroca y modernista, con una historia y belleza que se plasma en cada rincón, en cada calle, en cada plaza,  y en cada esquina de la ciudad.

Praga es una joya arquitectónica declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Una vez te instales en los hoteles en Praga, Lo primero hay que ver en esta ciudad es su Castillo, dominando la ciudad y una de las mayores fortalezas medievales del mundo. Se encuentra sobre Mala Strana (Ciudad Pequeña) en el lado derecho del río Moldava y ofrece unas vistas realmente impresionantes de la ciudad. Además los alrededores del castillo albergan un conjunto de edificios históricos y palacios barrocos, como el Palacio Real o la Catedral de San Vito.

De visita obligada es el Callejón de Oro, considerado para muchos uno de los rincones más bellos de todo Praga y donde residió Franz Kakfa durante los años 1916 y 1917.

Praga callejon Oro
Praga callejon del Oro

Uno de los grandes símbolos de la ciudad es el Puente de Carlos V, que con sus 520 m de longitud y 10 m de ancho, atraviesa el río Moldava desde la Staré Mesto (Ciudad Vieja) a la Malá Strana (Ciudad Pequeña). Es el puente más antiguo de Praga y el segundo más antiguo de la República Checa. Un puente lleno de vida repleto de músicos, artistas callejeros, vendedores ambulantes, con su color negro característico y vigilado por las 30 estatuas de estilo barroco que lo decoran.

Praga puente Carlos
Puente Carlos

Otra joya de la ciudad es el Reloj Astronómico, situado en el edificio del Ayuntamiento, que día tras día provoca la admiración de sus espectadores. El principal atractivo del reloj es el desfile de los doce apóstoles que se produce cada vez que el reloj marca las horas. Se puede subir a la Torre del Reloj y desde ahí contemplar la belleza de la Plaza de la Ciudad Vieja o la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn.
De visita obligada es el barrio judío, el Josefov, con sus seis sinagogas y su cementerio, así como la Plaza Wenceslao, la Casa Municipal o la Torre de la Pólvora.

Y en cuanto a la cocina, la comida tradicional checa es principalmente bohemia y con mucha influencia de sus vecinas Alemania y Austria, de las que ha importado los schnitzel o el gulash . El plato más popular es el cerdo asado con dumplings (bolas de masa hervidas) y chucrut. Otro plato principal es la ternera estofada en salsa cremosa de verdura y arándanos. Los platos dulces, como los dumplings de fruta, el strudel y las tortitas, también son muy populares. Aunque si prefieres la cocina internacional, en Praga hay infinidad de restaurantes de todo tipo donde escoger.

Praga gastronomia
Gastronomia de Praga

Y si prefieres comer algo rápido mientras paseas por la ciudad, en la Plaza de Wenceslao, existen numerosos puestos ambulantes que ofrecen algunas de las especialidades culinarias de Praga a precios bastante asequibles.

Praga mercadillo
Mercadillo de Praga

Praga es considerada por muchos la capital cervecera del mundo por la calidad de sus cervezas, con marcas internacionales como Pilsner Urquell o Budvar.
En Praga encontramos un gran numero de locales auténticos y pintorescos, donde puedes degustar una buena cerveza . Entre ellos destacan el Lucerna Café, donde tomarse una buena cerveza a la vez que se disfruta de la increíble arquitectura Art Nouveau del local, el U Fleku, que dispone de música en directo, cabaret e incluso dispone de un museo de cerveza, el Jazz Dock, donde un poco de jazz acompaña a la cerveza, el Pivovarský Club, que ofrece la selección más amplia de cervezas de toda la ciudad, o  The Pub que es la única de la ciudad que ofrece cervezas autoservicio, con barriles en cada mesa.

Praga cerveceria
Cerveceria de Praga
Praga cerveza
Cerveza de Praga

 

 

 

 

 

 

Pero si prefrieres el vino, el Vinárna U Sudu al estilo de bodega medieval y situado en una de las calles más transitadas de la ciudad, te espera . Es el lugar perfecto para tomar una copa después de un día agotador recorriendo las calles de Praga.
Aunque  si hace frío, lo mejor es  entrar en cualquiera de sus antiguos y tradicionales cafés, como el Savoy o el Slavia, muy elegantes y con una cuidada decoración de época
y recurrir a un clásico y  reconfortante chocolate caliente

Praga cafe savoy
Praga cafe savoy

Praga es una de las mas hermosas y bien conservadas ciudades medievales, pero el gran encanto de la ciudad está en sus calles estrechas y adoquinadas, pasear por la ciudad es como entrar en un cuento de hadas. Déjate seducir por sus emblemáticos monumentos, sus mercadillos de artesanía medieval llenos de marionetas y de cristal de bohemia, por su mezcla de estilos gótico, barroco o art Nouveau, y por su historia milenaria.

Si quieres conocer esta preciosa ciudad, echa un vistazo a esta página con los alojamientos más baratos en Praga.


No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.