londres regent street
Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico. Italiano de Milán, actualmente vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

Un fin de semana en Londres con niños es un viaje corto y perfecto para recargar las pilas y para que tanto los niños como los padres se lo pasen genial. Una verdadera inyección de energía. Porqué en Londres, con sus multitudes, su bullicio y su vitalidad, se respira aroma de vida y de libertad.

londres regent street

Es una ciudad enorme, abierta, donde todo renace y está en constante cambio. Es la ciudad de los principios y de las transformaciones. Se respira una energía que inevitablemente te implica, te captura y no te deja escapar. Aunque viajes a Londres por lo menos una vez al año, cada vez la ciudad te da emociones inesperadas.
Lo que se propone a continuación es una ruta breve en la capital británica, ideal para hacer con niños, especialmente adecuada para aquellos que ya han visitado Londres al menos una vez. Cuarenta y ocho horas para saborear la ciudad con la tranquilidad de los que ya han visto ya sus principales atractivos turísticos y, por lo tanto, no tiene el deseo de querer ver tantas cosas como sea posible en el menor tiempo posible. Sin prisas. Sin un propósito. Simplemente, por el puro placer de estar en Londres…

Día 1 en Londres con niños

El viaje en metro para llegar al primer destino ya es todo una experiencia, en especial para los niños. Por qué Londres también es esto: la música que llena su mundo subterráneo, su tube. Los trenes del metro zumbando siempre llenos. Y para los más pequeños es una aventura hasta subir y bajar las escaleras mecánicas y ver a tanta gente ir y venir.

londres noche
La primera parada obligada en cada visita a Londres es Piccadilly Circus, considerado por muchos el corazón de Londres, hermoso y lleno de vida. Al igual que hace un año. O como hace veinte años. Siempre es una gran emoción ver por primera vez la famosa estatua de Eros y los letreros de neón al fondo y la gran cantidad de gente que abarrota a todas horas la Plaza. Sencillamente impresionante.
En Piccadilly Circus se encuentra el famoso Ripleys, believe it or not (Ripley: Lo creas o no!) , un museo de rarezas de todo mundo que dejarán niños y adultos estupefactos. Justo delante, caminando hacia Leicester Square, se encuentra el Trocadero, un gran espacio dedicado a la diversión y a los videojuegos.

london children
Desde allí conviene coger Shaftesbury Avenue y dejar a los niños explorar las numerosas tiendas de todo tipo de dulces, imán irresistible para cualquiera, especialmente si se acerca la hora de comer…
Y uno de los mejores restaurantes para llevar los pequeños a comer en la capital inglesa es el Rainforest Restaurant… Un gran restaurante, sobre todo si estas en Londres con niños.

londres aventura
Ya desde los escaparates se puede uno imaginar que esto no es sólo un restaurante. La primera planta está, de hecho, dedicada a la venta de dulces, juguetes y animales de peluche de todas las formas y tamaños. Pero es la decoración a impactar más que cualquier otra cosa. Es cómo entrar en una selva tropical con cocodrilos, serpientes, leopardos y árboles parlantes.

londres actividades ninos
En la planta baja se encuentra el restaurante, igualmente maravilloso y a medida de niños, aunque no precisamente barato (se gasta, en promedio, alrededor de 20 a 25 libras por persona).
A pocos minutos andando de este restaurante se encuentra el barrio Chino de Londres, una experiencia exótica en el corazón de una de las capitales más europeas. Pasear por sus calles puede resultar interesante y divertido… seguramente sugestivo.
Tras China Town es recomendable visitar uno de los parques más bonitos de Londres: Kensington Gardens. Aquí está el famosa Diana Memorial Playground, una zona de juegos para niños hasta 12 años con un barco pirata en el centro inspirado en la historia de Peter Pan y dedicado a la memoria de la princesa Diana. Siguiendo con el tema también se puede visitar la Estatua de Peter Pan, siempre dentro del parque.

Día 2 en Londres con niños

Para desayunar, una experiencia muy londinense, es hacerlo en Covent Garden, donde encontrarás el sabor más original del típico English Breaksfat: tocino, bacon y alubias.

Covent Garden es uno de los mercados de Londres más famosos: haz clic aquí si quieres conocer más mercados de Londres. Si alubias y paceta frita no son aptos para el desayuno de tus niños, siempre puedes elegir una de las numerosas cafeterías y bakeries shop donde encontrar los mejores croissants de Londres.

arquitectura londres
Tras un buen desayuno la primera etapa ha de ser sin duda el Museo de Historia Natural de Londres (entrada gratis). Nada más entrar te la bienvenida un enorme esqueleto de un Diplodocus, que se impone en el medio de la sala central. El Museo de Historia Natural, de hecho, alberga una de las mayores colecciones de fósiles y huesos de dinosaurios del mundo que, junto con pantallas interactivas, esqueletos y reproducciones a tamaño real, crean un recorrido que hará las delicias de pequeños y mayores. El museo es tan grande que te puede pasar todo el día y no ser capaz de verlo todo. Por esto es buena idea, antes de iniciar la visita, coger el mapa del museo y planear la ruta basándose en la edad y los intereses de tus hijos. Sea cual sea la ruta que elijas, puede estar seguro de que los niños se lo pasarán bomba: el museo está diseñado para los más pequeños y proporciona muchos momentos de juego y entretenimiento educativo. La zona de los dinosaurios es, obviamente, no se puede perder!

museo ninos londres

Otro pabellón muy interesante es el moderno Centro Darwin, apodado “coccon” (o capullo), por su forma alargada. El centro está dividido en 8 plantas que hospedan 17 millones de insectos y 3 millones de plantas. A través de los grandes ventanales se puede ver verdaderos científicos trabajando e incluso hacerles preguntas a través de un micrófono!

Y no muy lejos del Museo de Historia Natural se encuentra otro interesante museo, el Museo de la Ciencia, también con entrada gratuita. Una vez más es recomendable planificar la visita con antelación. En el web del museo, se proponen rutas por grupo de edad de los niños: una excelente manera de optimizar el tiempo y evitar que los niños tengan que visitan galerías aburridas no adecuadas a su edad. Sin duda aquí no hay que perderse la zona dedicada al espacio (que se encuentra en la planta baja) , dónde se puede ver de cerca incluso un pedazo de la luna! Fue recogido por el astronauta David Scott durante la misión a bordo del Apolo 15, que tuvo lugar en agosto de 1971. Increíble, ¿no?

Hora de comer: nada más londinense que un plato de Fish & chips (pescado y patatas fritas) en uno de los restaurantes históricos en Londres, el Shell Mar de Lisson Grove!
Por la tarde parada obligada de tu visita a Londres con niños es Hamelys: una tienda de juguetes enorme en el centro de Londres, la alegría de todos los niños y la pesadilla de todos los padres … se emplaza en un edificio de 8 plantas en Regent Street, una de las calles más comerciales de Londres. Todas las plantas de Hamleys exceden las expectativas de cualquier niño: son algo así como la tierra de nunca jamás para ellos. Obviamente, no podrás dejar este lugar sin haber comprado por lo menos un pequeño juguete!

Última etapa de un fin de semana en Londres con niños puede ser Trafalgar Square. Después de unas carreras detrás de las palomas, se puede entrar en una iglesia que pocos conocen. Es Saint Martin in the Fields (junto a la National gallery) donde, tres días a la semana, dan conciertos gratuitos que duran unos 45 minutos (los lunes, martes y viernes a las 13).

monumentos londres

Londres con niños: enlaces útiles

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.