islas pequeñas de italia
Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico. Italiano de Milán, actualmente vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Si el mar Mediterráneo se considera una de las regiones más interesantes del planeta, donde están algunos de los más importantes testimonios históricos de muchas civilizaciones que han pasado por aquí  a largo de los milenios, aún más lo son las costas y las islas de Italia, centro natural de lo que los antiguos romanos llamaron Mare Nostrum. Italia es como un portaaviones gigante, rodeado de hermosas islas, donde unas vacaciones de playa pueden convertirse en un recorrido por la naturaleza, la historia y el arte.

He aquí pues hay algunas islas pequeñas de Italia más bonitas, en cuanto a tamaño pero no en cuanto a belleza, dónde pasar tus vacaciones.

Lampedusa

islas pequeñas de italia: lampedusa
Lampedusa Spiaggia dei Conigli

El recorrido comienza con la isla del sur extremo de Italia, que por desgracia en los últimos años se ha convertido en famosa por los desembarques de refugiados. Lampedusa es parte de las islas Pelagias, de las cuales es la isla más grande, a lo largo del estrecho de Sicilia. Más cerca de África que de Sicilia, a Lampedusa se puede llegar por avión o barco, y a los turistas ofrece un mar realmente espectacular: hay una costa con acantilados, con el punto más alto a 133 m sobre el nivel del mar y otros litorales de arenas de tonos claros, tanto que, en los días soleados de verano, aquí parece estar en un mar tropical.

Lampedusa
Lampedusa

Las mejores playas se encuentran a lo largo de la costa sur de la isla: la más popular es la “playa de los conejos” (spiaggia dei conigli), con la isla del mismo nombre en frente de ella, declarada una de las 10 mejores playas del mundo. También hay una hermosa cala hacia el este, que se llama Cala Pisana.

Pantelleria

Pantelleria
Pantelleria: Lago Espejo de Venus

También en el canal de Sicilia se encuentra la isla de Pantelleria. Esta isla de origen volcánico y está considerada potencialmente activa ya que su última erupción tuvo lugar en 1891. Debido a su origen endógeno, su territorio es rico en manifestaciones termales haciendo que, además de un destino de sol y playa, sea un destino de bienestar físico. Su Montagna Grande se eleva a 836 m sobre el nivel del mar y de acuerdo a las direcciones del viento se puede utilizar esta “pantalla natural” para encontrar la costa más protegido de las brisas, donde hacer bucear en su fantástico mar azul y relajarse al sol. Entre los puntos de mayor interés están Cala Arco Elefante, Cala Gadir y el lago Espejo de Venus de agua dulce.

Levanzo

Levanzo
Levanzo

Justo enfrente de Trapani encontramos el archipiélago de las Egadas. Entre ellas la más concurrida es sin duda Favignana; para todos aquellos que buscan un poco de tranquilidad la elección puede recaer en la más pequeña de las Egadas: Levanzo. Magnífica isla también rica en restos prehistóricos, según revelan las pinturas rupestres de la cueva del Genovese, una señal de que sus playas fueron apreciadas ya desde la antigüedad. No hay escasez de calas con aguas claras, pero la mejor manera de explorar la riqueza de sus costas de cornisas y cuevas, es con un barco. Las mejores son: Cala Fredda, Cala Minnola y Cala Tramontana.

Filicudi

Filicudi
Filicudi

Al norte de Sicilia hay otras islas, Ustica y las famosas Islas Eólicas. Este último archipielago está muy frecuentado durante el verano, pero si lo deseas puedes evitar las playas más abarrotadas eligiendo las partes occidentales del archipiélago. Una buena idea es elegir Filicudi, no muy pequeña, pero no demasiado grande. Aquí, como en Levanzo, hay testimonios de civilizaciones antiguas, que se remontan al Neolítico, presentes en Capo Graziano, pero por supuesto si vienen hasta este antiguo volcán es, sin duda por su hermoso mar. La mejor opción es alquilar un barco y explorar sus orillas: para ver hermosos lugares como la Cueva del Bue Marino, Punta Zotta y la Roca Giafante. O tomar largos baños en las dos playas de guijarros de Pecorini y le Punte, o realizar senderismo escalando el Monte Fossa delle Felci.

Isla de San Nicolás

Islas Tremiti
Islas Tremiti

La siguiente etapa de este viaje es el Mar Adriático, al otro lado de la península de Italia, lugar lleno de islas en el lado oriental (el de los Balcanes), pero definitivamente menos abarrotado en el lado occidental. El grupo más grande es el de las Islas Tremiti, un grupo pequeñas islas que parecen haber sido olvidadas en el mar, frente a la costa del promontorio de Gargano en el norte de la región de Apulia, la que ocupa el extremo sureste de Italia. La mayoría de los turistas tiene como destino la isla de San Domino, la más grande, por extensión, atraídos por la presencia de Cala delle Arene, la única playa de arena del archipiélago.

Pero las veraderas Tremiti son las de la isla de San Nicolás, donde están la mayoría de los monumentos importantes. San Nicolás se reconoce fácilmente por la imponente abadía fortificada de Santa María en el mar, que domina el paisaje. También se puede ver los restos de una necrópolis. San Nicolás tiene una costa alta, inaccesible, y no ofrece muchas oportunidades para llegar hasta el mar, pero si alquilas un barco se puede explorar la cercana isla de Capraia, y bañarse en un mar cristalino lejos de las multitudes ruidosas. No te pierdas Cala Sorrentina y Cala dei turchi.

Ponza

Ponza
Ponza

Volvemos a la costa oeste de Italia, en este caso cerca de Roma donde hay una espectacular isla volcánica, alcanzable en barco desde Anzio, Terracina o Formia. Ponza le da la bienvenida con un espectáculo de casas de colores dispuestas en anfiteatro alrededor del puerto. Ya en el barco vas a sentir amor a primera vista por esta isla. El enamoramiento se convertirá en el verdadero amor cuando descubres lugares fantásticos como Chiaia di Luna, Cala Frontone, la Spiaggia delle Felci, Cala Feola y la zona de los Farallones de Lucía Rossa. Ponza es también popular entre los buceadores gracias al sitio llamado”Le Formiche”, entre los más populares de todo el mar Tirreno. Las rocas volcánicas de Ponza tienen varios colores, que junto con el azul del mar, y las tonalidades del verde Mediterráneo, y el cielo azul crean un paisaje impresionante.

Giglio

Giglio
Giglio

Cerramos la gira por las islas pequeñas de Italia más bonitas con un homenaje a una de las más bellas islas del archipiélago de Toscana: la isla de Giglio, protagonista del famoso accidente del crucero de Costa Concordia de hace unos años. Esta isla puede satisfacer todas las necesidades de un turista: mar extraordinario, calas, playas y un mar entre los mejores de Italia para snorkeling y buceo, zonas de montaña en el interior con senderos para recorrer a pie o para escalar hasta llegar a unos 500 m sobre el nivel del mar con el Poggio della Pagana desde donde se divisa un panorama impresionante y, en un día claro, podrás ver desde los Apeninos hasta Córcega. Hay que visitar el pueblo amurallado de Giglio Castello, y luego si quieres relajarte hay magníficas playas como Campese, Caldane, Cala delle Cannelle y Cala Arenella.


No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.