Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico. Italiano de Milán, actualmente vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Quince minutos de trayecto en un pequeño barquito desde los hoteles en Sicilia: esta es la única forma de llegar al puerto más pequeño del mundo, el puerto de la isla de Ginostra, justo detrás de Estrómboli, en las bellas islas Eólicas de Sicilia. Y si el puerto es pequeño, Ginostra no puede ser muy grande. De hecho es un pequeño pueblo situado en el sur- oeste de la isla de Estrómboli, que tiene como residentes permanentes tan solo unas cuarenta personas.
Ginostra es pequeña, no cuenta con playas de especial belleza, sin embargo, tiene un encanto increíble. Ningún coche, la electricidad llegó sólo en 2004, un supermercado, un hotel y unas pocas casas: esto es todo lo que hay en la isla. Y probablemente es precisamente la soledad y una inmensa tranquilidad lo que buscan los turistas que visitan Ginostra.

Ginostra puesta de sol
Puesta de Sol en Ginostra

Mientras se sube por las empinadas callejuelas que serpentean por la ladera de la montaña, para llegar a la pequeña población, unos burros son los que te ayudan a llevar el equipaje y son el único medio de transporte de la isla. Caminando entre las pocas calles de la pequeña ciudad, conocerás a todos (o casi) los habitantes de la isla y descubarais historias y experiencias de otros tiempos. En esta isla parece haberse detenido el tiempo. Ginostra es un lugar ideal para aquellos que necesitan desconectar, escuchar el silencio, encontrarse en una nueva dimensión que, desgraciadamente, es difícil de encontrar en cualquier otro lugar de Europa.

Ginostra
Ginostra

Pero este destino no es para todos. En cambio las demás islas de las Eólicas también ofrecen una belleza natural inmensa y mucho encanto, cada una a su manera. La isla de Estrómboli, para mis gustos, es la que más atractivos brinda a los visitantes (después de Ginostra, claro…). Estrómboli es un volcán activo, en el sentido de que es una olla en continua ebullición que, de vez en cuando, entra en erupción. A poca distancia de la isla se encuentra una gran roca en el medio del mar: su nombre es Strombolicchio y la leyenda cuenta que es la tapa del volcán de Estrómboli que, después de una erupción especialmente violenta, fue arrojado bruscamente al mar. Lo curioso de esta isla es que, no obstante la ausencia de agua y tierras cultivables, aquí viven la salamanquesa común y el Lagarto de las Eólica, una especie en peligro de extinción.

strombolicchio
Strombolicchio

La isla de Estrómboli cuenta con playas muy particulares, de arena negra. Las dos más famosas son la playa de Sciari, de pedruscos negros de lava y la playa de Ficogrande, de fina arena negra. Pero sin duda el mayor atractivo de Estrómboli se descubre solo por la noche. Cuando el sol comienza a saludar el día es el momento de correr hacia el puerto para coger un barco para ir a admirar el espectáculo que ofrece el volcán de Estrómboli en la oscuridad. El barco se mueve hacia un horizonte de fuego y se aproxima al punto en el que observar, en toda seguridad, la erupción dell’Iddu, como los estrombolianos llaman al volcán. Es una experiencia única, con la vista hacia arriba, mecidos por las olas, a la espera de un relámpago de color rojo acompañado de una especie de rugido: emocionante e increíble ver la fuerza de la naturaleza en su máxima expresión. Y también es emocionante saber que los isleños no temen al volcán, pero coexisten pacíficamente con su presencia.

¿Te Atreverías?

Volcán de Estromboli
Volcán de Estromboli
stromboli playa ficogrande
Playa de Ficogrande en Estromboli


No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.