Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico. Italiano de Milán, actualmente vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Lisboa ha sido declarada como mejor ciudad europea para una escapada en 2013. Una confirmación para la capital portuguesa que ha ganado ya tres veces el premio a la Mejor Escapadas Turísticas en Europa en los World Travel Awards: así que una escapada en Lisboa es la mejor escapada que se pueda hacer en toda Europa. Este es algo así como el Oscar de la industria del turismo, entre los más prestigiosos a nivel internacional y es el resultado de una votación en línea a la que participaron miles de profesionales del turismo. La entrega de premios, que tuvo lugar el 31 de agosto en Turquía, ha visto la escapada en Lisboa superar city breaks en ciudades como Londres, París, Barcelona. Ha sido la ganadora gracias a la calidad y cantidad de atractivos, servicios, oportunidades de ocio y de entretenimiento que Lisboa ofrece, especialmente durante estancias cortas.

Escapada en LisboaY es que Lisboa ya no es la ciudad melancolía y pasada de moda: la ciudad en los últimos años se deshizo del cliché de “saudade”, con locales, eventos y festivales para jóvenes, edificios alegres y futurista que se encuentran perdidos en la maraña de callejuelas de bajadas y subidas del casco antiguo, así como en las calles más elegantes y anchas de la ciudad: Avenida de la Libertate, la monumental Plaça do Comércio, Rua Augustafra. Y si en el pasado, el fado, el estilo musical portugués reconocido como Patrimonio Inmaterial de la UNESCO, expresaba sólo dolor y nostalgia, hoy en día celebra alegría y esperanza.Tasca do chico Fado
Lisboa, aunque en una forma reducida, es definitivamente una metrópoli. Los taxis llegan levantando la mano y los restaurantes están abiertos a cualquier hora del día, al estilo de Nueva York. Hace cuarenta años, Portugal era el país más pobre, y tal vez el más atrasado del Viejo Continente. Hoy Lisboa se ha renovado casi por completo gracias al arte, la moda, la música. En la capital más barata de Europa los edificios en ruinas renacen como concept stores, galerías de arte y boutiques de moda. A lo largo del río Tajo, los antiguos almacenes portuarios se han convertido en el corazón de la vida nocturna de la Lisboa, una gran concentración de locales de moda abarrotados de clientes. Y es que algunas de sus discotecas y locales ya han alcanzado fama internacional, como por ejemplo el Lux Frágil, la discoteca más famosa del país, o la cercana Bica do Sapato, galería-restaurante-sushibar, al mejor estilo de las ciudades más de moda. En el horizonte se divisa el Puente 25 de abril, bermejo como el Golden Gate en San Francisco, pero ya no es el puente: el rascacielos de Iada, la escuela más importante de las artes visuales, diseño y marketing de Portugal, ya es el dominador del skyline de esta parte de la ciudad.Elevador-de-Santa-JustaY como no mencionar el Berardo Colletion Museum, galería de arte internacional con 900 obras de arte moderno y contemporáneo de artistas del siglo XX como Ernst, Picasso, Dalí y Warhol. O el centro cultural que probablemente a día de hoy es el que tiene más proyección en Europa y se encuentra frente al famoso Monasterio de los Jerónimos, el hermoso monasterio gótico del siglo XVI. Este edificio, con su estructura sobria y geométrica, contrasta y se mezcla al mismo tiempo con la arquitectura manuelina de la ciudad; si hay un término en la historia del arte profunda y estrechamente vinculado a Portugal, eso es “manuelino”, una profusión de adornos góticos y florales típica de Lisboa y de Portugal. Pero se está convirtiendo en un icono del diseño y de la moda de Lisboa también el Mude, el museo de ocho pisos dedicados al diseño y a la moda que se encuentra a un tiro de piedra de la Plaça do Comercio, en pleno centro de Lisboa.Padrao-dos-Descobrimentos
Probablemente los que habían visitado la ciudad antes de 1998 (el año en que fue sede de la Expo), sería difícil reconocerla: desde entonces Lisboa ha experimentado una verdadera revolución. El Parque das Nações, la cara más moderna y vanguardistas de la capital fue una zona industrial degradada que ningún turista jamás hubiese visitado. Hoy en día es quizás uno de los experimentos más exitosos de recuperación frente al mar (junto con la transformación de la Barceloneta tras las Olimpiadas de Barcelona 92), con una gran concentración de edificios de arquitectura contemporánea que incluye el Oceanario-isla de Peter Chermayeff, el puente Vasco da Gama y la Gare do Oriente, la estación de metro de Santiago Calatrava.parque-das-Nacoes
Lisboa ha sabido modernizarse y cambiar de cara, sin pero perder su alma portuguesa. Es más, ha sabido unir y fundir lo moderno con lo tradicional, sabiendo ampliar su atractivos para que, cada, vez, más turistas elija una escapada en Lisboa para pasar su fin de semana.

Encuentra Aquí el hotel perfecto para tu escapada en Lisboa.


No te quedes todo para ti... ¡Compárte!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.