berlin-en-4-dias

Me gusta escribir y viajar. Bueno, y tocar el piano. Y comer bien.

¿Vas a visitar la capital de Alemania? ¿Tal vez quieres aprovechar este invierno para hacer alguna escapada por esta localidad histórica? Te presentamos una pequeña guía para visitar Berlín en 4 días, con el fin de que tengas una idea de los puntos más atractivos de la ciudad para el turista. ¡Acompáñanos!

Berlín en 4 días: lo mejor de la capital alemana

Día 1: Brandenburgo, Reichstag y la noche berlinesa

Lo mejor en un viaje de este tipo es de algún modo “sacarse de encima” esos lugares que pensamos que son de visita obligada. Luego muchas veces descubrimos que ni mucho menos eran los más interesantes, pero aún así es bueno empezar a lo grande y acercarnos de buenas a primeras a algunos de los principales iconos de la ciudad. En este caso te animamos a empezar tu visita en la Puerta de Brandenburgo.  Data de finales del siglo XVIII y es tal vez la imagen más representativa de Berlín. Es muy majestuosa y por ella han hecho parlamentos grandes figuras históricas.

Cerca encontrarás el Reichstag, uno de los edificios más importantes de Alemania a la par que bonitos. El Parlamento alemán, reconstruido tras sucesivas guerras, es una auténtica maravilla arquitectónica por su confluencia de estilos. Además, su cúpula de cristal es particularmente bonita.

reichstag

Mención especial para la noche berlinesa. Por si no lo sabes, Berlín es una de las capitales de la música alternativa, y está a rebosar de locales, bares y discotecas que se llenan cada día de la semana, gracias también a los numerosos estudiantes que viven en la capital alemana. Se la considera la capital del techno, pero dispondrás de una oferta de lo más completa sean cuales sean tus gustos.

fiesta-berlin

Día 2: El Muro y el Monumento a los Judíos

En esta segunda jornada de nuestra visitar a Berlín en 4 días visitaremos el Muro. El Muro de Berlín es uno de los monumentos con más historia del mundo y una visita obligada. Cuando hablamos de ver el muro, nos referimos a ciertos tramos de este, que en su momento no fueron derribados por motivos diversos. Y si hay un tramo que destaca por encima de todos ese es el East Side Gallery. Es una de las imágenes más famosas de la ciudad, ya que en él  hay dibujados multitud de graffitis sorprendentes, que incluso podrían considerarse auténticas obras de arte. Checkpoint Charlie también es otro de los tramos interesantes, ya que era la puerta principal que comunicaba la Alemania Federal con la Democrática.

muro-berlin

Debes tener en cuenta que Berlín en general es una ciudad muy alternativa, y el hogar de muchos artistas de todo tipo de ramas. Los graffitis, por ejemplo, son habituales en muchos callejones, y el arte callejero en general ocupa un papel muy destacado.

Tras visitar el muro, dirígete al Monumento a los Judíos. Si has viajado a Berlín hace más de 10 años, entonces te preguntarás qué es este lugar. Fue inaugurado en 2005 y es un museo al aire libre formado por diversos bloques de hormigón de distintos tamaños. También se le llama el Monumento del Holocausto y es un lugar terriblemente sobrio a la par que sorprendente, obra del arquitecto Peter Eisenman.

Por último, dirígete a Gerdarmenmarkt, una de las plazas más bonitas de Berlín y muy nutrida de monumentos. Está presidida por la Catedral francesa y la Catedral alemana, ambas de marcado estilo barroco, así como el Konzerthaus, o lo que es lo mismo, la sede de la Orquesta Sinfónica de Berlín.

gerdanmenmarkt

Día 3: Museos y parques

Berlín en general está plagada de museos, exposiciones, centros culturales… y vas a tener que elegir cuales ver. El Museo de Pérgamo tiene que estar en tu lista. Es uno de los museos más interesantes de Europa, con obras tan emblemáticas como el Altar de Zeus.

Ahora bien, debes tener en cuenta que durante este tour por Berlín en 4 días tienes también la posibilidad de visitar el Museo Antiguo, el Museo Nuevo, la Galería Nacional Antigua o el Museo Bode. Todos estos conforman la que es conocida como la Isla de los Museos. Al ir a la Isla de los Museos vas a pasar de forma irremediable por Alexanderplatz, una de las más bonitas de la ciudad. Alrededor de ella se emplazan algunos sitios de renombre como el Barrio Judío, la Iglesia Marienkirche o el Ayuntamiento Rojo.

Por la tarde, en cambio, te instamos a volver al centro para dar un paseo por el precioso Parque Tiergarten. Berlín es una capital muy verde, y aunque este no es ni mucho menos el único parque, sí es el más representativo. Como te darás cuenta, a falta de playa, a los alemanes les encanta acercarse a estos espacios verdes y pasar el día paseando, haciendo deportes, relajándose junto a un lago o haciendo una barbacoa. En este parque está la Columna de la Victoria y el zoo de Berlín, que más allá de ser gigantesco puede ser una alternativa bonita en el caso de visitar Berlín con niños.

tiergarten-berlin

Día 4: Iglesias y palacios

Con todo lo que te hemos propuesto ya habrás visto sin duda lo más interesante de la capital de Alemania, pero en esta pequeña guía para ver Berlín en 4 días te vamos a proponer algunos enclaves atractivos más de la ciudad para que escojas los que más te interesen en este último día de viaje.

El primero es la Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche, una de las iglesias más antiguas de Berlín. Fue destruida durante la Segunda Guerra Mundia y de ella sólo se conversa una pequeña parte, pero su estilo contrasta claramente con el que podemos observar por el resto de la ciudad. De hecho, es uno de los pocos vestigios berlineses que nos transportan claramente al Berlín anterior a 1945.

Otro edificio que se encuentra entre los más majestuosos es el Palacio de Charlottenburg, que es la herencia más importante del imperio prusiano. Está repleto de obras artísticas y merece la pena visitar su interior, ya que cuenta con muchísimos salones preciosos, así como dormitorios llenos de lujo y vidrieras magníficas.

charlottenburg

También te encantará Bebelplatz, una plaza antigua empedrada que es sin duda una de las favoritas por los berlineses. En ella encontramos la Catedral de St. Hedwigs, y tiene una gran fama histórica ya que aquí se quemaron miles de libros durante la época nazi.

Hasta aquí nuestras recomendaciones para ver Berlín en 4 días. Tienes mucho donde escoger, así que no dejes de disfrutar de esta ciudad maravillosa. ¡Pásalo en grande!

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.